Seres sobrenaturales

Según lo que podemos rastrear según los estudios y descubrimientos iniciados por personas eruditas en lo que a Culturas Antiguas y (mas específicamente) Europa se refiere, podemos observar como se desarrolló un muy arraigado culto Femenino el cual parece provenir de los cultos agrícolas del paleolítico superior, de donde el Ásatrú y su sistema tradicional de creencias también proviene. Dichos descubrimientos pueden llegar a juntarse sin miedo a la equivocación con escritos pre-cristianos supervivientes hasta nuestros días que originarios de la Islandia Pagana podemos traer a nuestros tiempos y traducirlos a nuestras lenguas. De todas esas bases, podemos hacernos una clara idea y afirmar rotundamente que el culto a lo Femenino, a lo Dador y Fértil Femenino y a la Grácil Diosa que lo representa, lleva observándose desde la edad de piedra…es decir: Es un culto hermosa e impresionantemente antiguo, elaborado y arraigado desde el principio de eras pasadas y remotas de la historia de nuestra especie. Dicho culto si es cierto que ha sufrido cambios evidentes a lo largo de la historia (muy radicalmente debido a las migraciones y avances tecnológicos), pero eso jamás significa que haya sido bajo ningún concepto ignorado por la cultura antigua del viejo continente…mas exactamente por Germanos y Celtas. Con el paso del tiempo y la evolución tecnológica, artesanal y en general: Cultural de las tribus, podemos intuir según los estudios presentados que el modus operandi señalado ha podido verse adaptado a los nuevos cambios o bien (incluso) variados alarmantemente, ahora bien ¿eliminados? sería ilógico afirmarlo. La agricultura aunque variada…¿no ha sobrevivido hasta nuestras modernizadas épocas? La mitología Nórdica, describe claramente la relación original entre la religión Teutónica y sus primordiales fuentes (El Chamanismo siberiano y las religiones del Neolítico), sorprendentemente podemos ver vestigios muy parecidos en la mitología Celta y Germana debido a este mismo suceso, del mismo modo que ambas son parecidas a las originales del Norte de la Península Ibérica (Vascos, Asturianos, Riojanos, Gallegos, etc) que prueban una fuente original, diferenciado únicamente por su valor lingüístico y territorial. Las Idises son espíritus Madres/Matriarcales observadas por el Paganismo Antiguo y cuya creencia a sobrevenido al Neo-Paganismo contemporáneo. Dicho culto no se dio lugar ni en Grecia ni en Roma y los únicos vestigios encontrados son de poblados Germanos y Célticos, o en algunos casos, poblados Céltico-Germánicos. Como hemos observado (u observaremos al leer el demás contenido del Web) el culto al Matriarcado es una Realidad que estuvo presente en el pasado Pagano y sigue siendo una realidad en los paganos reconstruccionistas…Ásatrú revive dichos cultos femenino con el esplendor y la llama Antigua que ha hecho renacer las creencias de nuestros antepasados de la Antigua Europa. Las Idises pueden ser concebidas como espíritus guardianes…de mujeres ya muertas (habitualmente, en vida compartían vínculos sanguíneos con los actuales protegidos). Son en definitiva espíritus Femeninos protectores. Se puede llegar a pensar en que también dichos términos pueden referirse incluso a mujeres vivas: Sin embargo, pareció atribuirse mas poder “mágico” a las ya fallecidas, probablemente por su ya actual conocimiento exacto de las fuerzas “espirituales”…por lo cual las mujeres del “Clan” fallecidas, podrían llegarse a convertirse en Antepasadas Protectoras las cuales podían incluso ayudar en las Batallas (aunque de una forma diferente, evidentemente). Las Idises son por tanto antepasadas que ya desde su lugar en el mundo que está “mas allá de la percepción” pudieron ayudar a los vivos…en esto nos podemos basar al encontrar estatuillas con inscripciones las cuales claramente nos pueden ayudar a darnos una idea de la función de estas Fuerzas…además, diversas piedras Votivas encontradas en determinadas ciudades donde las Idises eran ofrendadas o bien se las mostraba gratitud por la respuesta a un rezo o la inmediata y sorprendente intervención de dichas fuerzas en un beneficio determinado. Las Idises son mas provechosas hacia un parentesco suyo, que aún permanezca entre el mundo de los vivos. Por lo demás, podemos observar también como las Idises pueden no solamente ayudar en la continuidad de la vida promoviendo sus mágicas y a menudo milagrosas aportaciones, si no, que (para quien sepa como oírlas) pueden avisar de sucesos o relatar hechos pasados, presentes y futuros…probablemente una de las varias concepciones de Idises la tengamos en la Völsunga Saga, donde la “Adivina” pertenezca a estos espíritus, la cual es interrogada por el dios Odín. Como se ha dicho…se han encontrado “piedras” de Veneración y Trabajo con estos espíritus, a lo largo de diversos puntos de Europa…al parecer diversas piedras fueron dedicados a estos espíritus sagrados, con el fin de contactar, solicitar y/o agradecerlas. Estas piedras son reconocidas por sus rasgos indiscutiblemente comunes, y además, por sus inscripciones, el hallazgo más cercano a nosotros se encuentra en Córdoba (sur de España).

Familias enteras pudieron encomendarse a las Idises para diferentes propósitos…podríamos hablar de propósitos tales como Salud, Cosecha, Defensa…También, Soldados Germanos pudieron probablemente presentar sus respetos a las Idises en los lugares debidos de culto… De hecho, muchas piedras y monumentos fueron levantados en gratitud a estas Madres Espirituales…dichos homenajes tenían por motivo la gratitud por alguna gran obra (probablemente incluso: La Victoria en una delicada y arriesgada Batalla).

Probablemente, estos homenajes ya fueron jurados junto a la petición realizada a modo de: Dame y yo te prometo retribuir…

Esto sin embargo cabe apuntar no fue solamente y exclusivo de la civilización Germana…los Celtas también observaron espíritus (Menos que los Dioses, pero mas que los Humanos) Femeninos, cuyos conocimientos de los reinos del “mas allá” y poderes “sobrenaturales” podrían usarse en beneficio del Clan (o de la persona individual) si dichos espíritus eran correctamente tratados.

No debe sin embargo confundirse con ángeles, siempre recordando que el concepto actual del ángel llevado por los Cristianos es de origen Hebreo y por defecto, absolutamente nada que ver ni con los Celtas ni con los Germanos. Sin embargo, tal vez por la unión y el (no siempre) parecido territorial, además de por alguna relación (y choque) entre las civilizaciones Celtas y Germanas, así de por motivo de orígenes comunes: Es normal concluir en pensar que dichas civilizaciones tendrían algunas semejanzas. Las funciones primarias de las madres (Idises), según lo demostrado en las inscripciones, eran ayudar en la época de la necesidad, de proteger, de mirar sobre una familia o un clan, de ayudar en fertilidad y parto, de curar, y de dar posiblemente la protección en batalla. Además, muchas de las inscripciones aparecen deber elogiar las diosas o los espíritus, que tienen el nombre del río o sueltan en cuál él reside, probablemente para la protección mediante el cruce de dichos y específicos territorios marinos. Y esto no solo sucede tan específicamente, pues podemos ver Espíritus Idises o similares que eran dedicados a la protección de recintos/regiones enteras. Tal vez…veamos algo similar en zonas como El País Vasco, donde los espíritus mágicos y femeninos son parte del Folklore. En el País Vasco, tenemos algo similar llamado “Lamias”…las cuales descienden de creencias antiquísimas y se describen mujeres con pies de pato (por supuesto un simbolismo de “mujer” no “normal”, sobre natural o pocos habitual…tal como encontramos a las Idises como “influyentes desde otro mundo”). Con la información recogida por Europa podemos llegar varias conclusiones sobre la adoración de las Matronas (espíritus femeninos poderosos, donde también podemos incluir a las Diosas)…

1) adoraban a las Idises como diosas extensamente entre la gente germánica durante por lo menos varios siglos. Mi impresión es que eran adoradas mucho antes hemos escrito expedientes de ellos, y que los expedientes escritos comenzaron solamente a demostrar para arriba durante el apogeo del imperio romano con su cuadro de soldados que sabe leer y escribir y de otros funcionarios del origen germánico. Es decir no pienso que la adoración extensa de Idises, y la instrucción latina, apenas sucedida para coincidir inmediatamente; Pienso que la veneración de las diosas e idises estaba hace mucho tiempo pero que no dejó rastros hasta que la gente común aprendió escribirles las inscripciones en piedra.

2) las matronas tenían un número de funciones, incluyendo especialmente protectoras, ayuda, y ofrecer bendiciones tales como la fertilidad, el amor, la salud, cuidado de niños.

3) fueron asociados a ciertas características naturales, en los ríos particulares, a los resortes, y a los árboles.

4) las ciudades, las regiones, las tribus, los clanes, las familias, y las casas del individuo tenían con frecuencia sus propias matronas dedicadas.

5) todas las clases de gente adoraban a los matronas: mujeres y hombres, gente y líderes comunes, soldados y civiles..

6) las personas parecían mirar a los matronas como siendo muy personales, a nivel local y cerca de ellos. Las inscripciones se tratan a menudo “a mis o nuestras matronas”. Se parece probablemente que la gente consideraba a las matronas particulares que ella adoraba para pertenecer a ellos, su familia, su lugar nativo, más bien que verlos como figuras divinas distantes, tales como Dioses Olímpicos tal lejanos de los Mortales.

· Nota aparte: El concepto de Matrona es idéntico al de Idise (o Disir). Los Romanos llamaron a estas entidades observadas tanto por Teutones así como por los Celtas, bajo el nombre de Matronaes –Matronas- y de hay la utilidad de dicha palabra en este artículo.

Actualmente el culto a las Idises es algo también recuperado y es mas…

Las Idises tan antiguas como el tiempo, podemos observarlas de igual manera como protectoras del Pueblo, del Clan, de la línea Sanguínea y por lo tanto de nuestra Religión también. No será difícil (ni mucho menos improbable) atraer la atención de estos espíritus cuando vean sincero, leal y honorable intención de volver a los “Antiguos Modos” de religión…que aunque versados para nuestros tiempos (todo evoluciona) se sigue basando en los principios innatos que caracterizan nuestro origen como religión y caracterizaron al germano-pagano como cultura.

Con la llegada de estas poderosas entidades espirituales cuya antigüedad y origen es imposible calcular con extrema exactitud, podremos observar personalmente y de manera concreta el poder benéfico que pueden ofrecernos y comprenderemos de manera mas profunda las razones que movieron a nuestros antepasados a tomarse en serio a las Matronas.

En armonía con los principios de nuestra fe, las madres / matronas esperan dar los regalos y recibirlos en vuelta; nuestra falta de aceptar sus regalos y nuestra falta de volver los regalos son igualmente ofensivas a ellas. Tienen de hecho lados oscuros…

Es hora para nosotros de traerlos hacia fuera otra vez en la luz y el calor de nuestros hogares de la familia, es hora de restituir los viejos modos de proceder religiosos y espirituales, dándoles el honor de sus propios nombres, aceptándolos: pues nuestros parentescos antiguos y pues nuestro acoplamiento no solamente a la fuerza de nuestras líneas de la familia pero también a la magia y a la energía de la naturaleza que las madres paganas tierra-arraigadas mediadas una vez mas para nosotros.

La atención y en general el trabajo con las Idises no tiende a ser en absoluto complicado, pero si importante en el resurgir de los antiguos modos de proceder religioso/pagano.

Épocas en los que recordar puede ser Yule…donde se pueden dedicarlas comida y bebida (no olvidemos que Yule es época de reunirse con los seres queridos y las Idises deben tener ese mismo estatus, pues en cierto modo pertenecen a nuestra familia…solo que “desde otro nivel de existencia”) también junto a esa ofrenda pueden ser prendidas en su honor velas e inciensos. Durante el banquete podría darse lugar que se pusiera un lugar mas en la mesa, dedicado a las Idises…Criar a las Idises en el corazón atraen su atención y beneficio. Aunque eventos así en favor de las Idises no tiene porque ser en la época de Jöl (Yule) lo único que sucede que se menciona Yule por ser dicha temporada la dedicada para la reunión familiar y banquete de parentesco. Sin embargo, el ofrecimiento a las Idises pueden llevarse a cabo en cualquier época del año.

Se reitera también en caso de en algún momento se pida favor alguno a las Idises, una vez cumplido debe ser inmediatamente retribuido. Un regalo, requiere un regalo…no llevar esta línea tradicional muy observada por nuestros antepasados, podría constituir una ofensa para las Idises. Algo no muy recomendable.

Los Elfos

Son espíritus luminosos (la traducción de la palabra “Elfo” significa espíritu luminoso) que a menudo ayudan al ser humano. Se cree que los Elfos pueden ser reminiscencias de Dioses estrictamente locales dedicados a la protección muy concreta de un clan o una confederación de algunos pocos clanes (un poblado). También hay otra teoría que afirma que el culto a los Elfos puede ser una clase de culto a los antepasados y por tanto los Elfos simbolizar las almas de los difuntos que ya han partido. El culto de los Elfos está enfocado en los Vanes, la casa del Dios Frey se llama Álfheim que significa país de los Elfos. Hay una costumbre denominada Álfablót en la cual se les deja típicas ofrendas (a menudo comida) fuera de las casas, para propiciar a los que pudieran habitar a los alrededores. Esta costumbre sigue perviviendo en algunas granjas de Islandia.

Generalmente están vinculados a la protección de las riquezas, de los niños y animales (ganado) así como maestros en lo referente a la magia que esconde la naturaleza. Hay una mención a una clase de Elfos Negros pero que sin embargo, particularmente nosotros no tenemos muy en cuenta, Snorri es quien los menciona de este modo. Se sabe por la tradición popular Islandesa y por los vestigios de la Inglaterra pagana, que los Elfos carecían de bondad o maldad y más bien eran espíritus llenos de sabiduría y libres, sucede que cuando eran tratados por los humanos con sacrificios ellos retribuían con bendiciones, pero cuando no eran tratados correspondientemente podían jugarles una mala pasada. Snorri al ser cristiano tal vez pudo dualizar este concepto entre Elfos buenos y Elfos negros. Sin embargo esta apreciación se escaparía, al menos a nuestro entender, del verdadero significado de los Elfos en la época pagana.

Enanos

Ajenos al mundo, viven debajo de la tierra. De carácter recio y a menudo desagradable no desean ser molestados por los seres humanos ni tampoco por los animales del Midgard. Son perfectos trabajadores y constructores de muchas cosas que hay en el universo, los propios Dioses se han visto obligados en muchas ocasiones a acudir a ellos en momentos de necesidad. El pelo de Sif, el Martillo de Thor, así como sus guantes y cinturón, el collar de Freyja; todos son objetos mágicos creados por la mano enana. Tolkien en su trilogía El Señor de los Anillos describe muy bien a los Elfos y a los Enanos, sin embargo incluso su descripción respecto a los Enanos supera (mitológicamente hablando) a la de los Elfos, los cuales los pone como poblados igualmente guerreros. Queda decir que la obra de Tolkien está basada en la Mitología Celta y Nórdica.

Algunos aspectos mitológicos dan a enanos concretos mucha sabiduría e incluso conocimientos de magia, decimos esto pues a rasgos generales los Enanos son considerados seres muy anti-sociales y un poco tontos. Parece ser que en este sentido hay una serie de excepciones de algún Enano famoso por su sabiduría comparada con la del resto de sus congéneres