Galdr

Galdr

Cuando Odín colgó del Árbol del Mundo, recibió por su propia Naturaleza Divina, Canciones de Poder. Los Nórdicos le llamaron “Galdr” y estos son una parte muy importante de la Tradición Mágica.El Galdr es un canto mágico, y centra su atención en el poder del sonido y las palabras, era practicado por los germanos, tanto hombres como mujeres. Que las palabras son mágicas es algo que a fuerza de pasar el tiempo hemos olvidado. La runa Ansuz, que se relaciona con los Ases señala directamente al lenguaje y a la escritura  como un hecho que deviene de los propios Dioses, una cualidad “divina”

Los Galdr se refieren a una especie de encanto mágico que se canta o se recita. Snorri Sturluson los enumera en la sección de su prosa Edda llamada Háttatal, se incluye un ejemplo de galdralag -el metro Galdr-, los cantos mágicos Galdr tenían una estructura rítmica particular, en nórdico antiguo.

 El Antiguo término nórdico galdrakona (mujer que canta galdr), galdramaðr (hombre que canta galdr), y el término anglosajón Galdra, se usaron para designar a los practicantes de estos rituales mágicos. El canto iniciático anglosajón, para la protección personal durante el viaje, incluye las palabras: Sygegealdor ic begale, ‘Canto un Galdor de victoria’. El noble narrador del Poema anglosajona mira hacia atrás a los días cuando era feliz y próspero y recuerda: ahte eadorstl ic, galdorwordum gol ‘Me senté en el trono, canté palabras galdor-. La saga islandesa de Grettis  describe cómo una anciana llamada Thurid consiguió la caída de su enemigo, el héroe Grettir. Ella talló runas en el lado plano de un tronco de árbol, bañadas con su sangre, y ‘Kvad yfir Galdra’, recitó galdrs sobre ellos.

Aunque estos encantamientos  podrían ser utilizados para propósitos constructivos, también lo eran para fines mágicos destructivos, los practicantes de Galdr fueron perseguidos en los tiempos cristianos, junto con los que practicaban otras formas paganas de la magia. En el prefacio de su código de leyes, el rey Alfredo el Grande decretó que las mujeres que se les conocía habitualmente por gealdor-cræftigan (las expertas en Galdor) no debería  permitírseles vivir.
Los practicantes modernos de magia rúnica menudo usan el término ‘galdr’ para referirse al acto de cantar los nombres de las runas (o los sonidos representados por caracteres rúnicos). Tal canto se puede realizar durante un ritual para invocar la energía de la runa, o sobre un objeto cuando lo que le confiere energía rúnica. El concepto de Galdor como vibracion cuántica de cada runa fue popularizado por Edred Thorsson, que afirma: “El galdr es la forma raíz de encantamiento (o si se quiere, mantra), que resulta de la vibración mística de la runa “. Otras definiciones también señalan a la magia Galdr “como la magia rúnica manifestada a través del sonido”, la magia ritual (en contraste con la chamánica magia Seidr) y definimos a los sonidos “Galdr” como el mantra que vibra en la estructura interna formal de cada runa.

El concepto de “vibración” es pues esencial para definir la función de este encantamiento, se trata pues de sacralizar y elevar al ámbito de lo divino, elementos que en apariencia son profanos. Los Galdr son por tanto una parte fundamental del chamanismo Odinista que se ha puesto en uso con la restauración de nuestra fe en la actualidad. Como quiera que éste es uno de los aspectos mas íntimos, mágicos y sutiles del mismo, sobre él el cristianismo usó sus mayores ataques, intentándolo extirpar del alma comunitaria, llegando hasta nosotros muy distorsionado. El uso de los Galdr en las runas solo es el primer paso para restaurar este conocimiento, pilar fundamental del Odinismo.

Los Galdr tenían distintos propósitos tales como: curar heridas, hacer que las armas de los enemigos sean inútiles, controlar el fuego e hipnotizar personas o animales. Los usos que ahora les damos han cambiado, pero no el efecto sobre las cosas, tanto antes como ahora Un Galdr es una Palabra de Poder que debe ser cantada en una alta nota vibratoria de voz, fuera del espectro normal de voz, sin embargo las Palabras de Poder germánicas también pueden ser recitadas en un tono bajo de voz